Movimento Campesino lança Manifesto contra a Mineração e Barragens no Panamá

MOVIMIENTO CAMPESINO EN DEFENSA DEL RIO COBRE – PROVINCIA DE VERAGUAS

MANIFIESTO DE REPUDIO CONTRA LA MINERIA

La minería es una de las actividades extractivas que mas impactos causa al ambiente. Su impacto no se limita a las comunidades aledañas. El problema es grande y es de todos. Las concesiones mineras para exploración y explotación se encuentran en todos los recodos de nuestro pequeño Panamá. Ni los territorios indígenas, ni las áreas protegidas, ni mucho menos los territorios campesinos se salvan de esta epidemia.

Las reformas al Código Minero abren las puertas a las empresas transnacionales y gobiernos de otros paises a entrar a nuestro territorio, sea este indigena, campesino, areas protegidas o de rica biodiversidad. Son un termómetro más que el Gobierno del Cambio está colocando en la población para medir la capacidad de organización y de reacción. Primero, no reciben la caminata indígena que llego a ciudad de Panamá después de recorrer cientos de kilómetros el 12 de octubre de 2009. En el 2010 aprueban el chorizo de ley que dejo heridas irreversibles y termino con la vida de trabajadores. Este año queman a 7 jóvenes en un centro penitenciario y semanas después se atreven a aprobar a tambor batiente estas reformas. Todos estos abusos y crímenes a la humanidad, masivamente divulgados por los medios de comunicación se han convertido en una amenaza abierta para los que se atrevan a luchar contra los locos. Se sienten tan seguros, apuestan a la insensibilidad del pueblo, y al grave padecimiento de olvido de nuestra sociedad panameña.

En nombre del “desarrollo” nos vienen a quitar lo poco de tierra que nos queda y la dignidad que la historia nos ha dejado. No somos pobres compañeros y compañeras, fuimos empobrecidos. No necesitamos de las regalías de una mina, ni de las fuentes de trabajo temporal de una hidroeléctricas para progresar.

El desarrollo que propone el Gobierno de Ricardo Martinelli es más de lo mismo: Pan para hoy; hambre y desolación para mañana. Pero este presidente está convencido que su poder puede doblegar la rodilla de todo el pueblo, pero se equivoca. Su mano represora, no podrá aplastar el valor de los que luchan y que nunca se rendirán.
Están vendiendo a Panamá, explotando los recursos  naturales y derechos del pueblo como mercancía que alimenta un sistema capitalista salvaje y voraz que no respeta la vida y solo piensa en lucrar. Cada vez Panamá es más empresa transnacional y menos Estado. Cada vez el sistema nos esclaviza sutilmente a consumir sus mercancías de forma irracional.
Pero debemos luchar para romper esas cadenas a través de la creación de conciencia liberadora y transformadora.

Analiza y piensa: ¿QUE PAIS LE ESTAMOS DEJANDO A LAS FUTURAS GENERACIONES?

Si permitimos que este plan prospere, el saqueo a nuestros recursos naturales por manos de transnacionales será masivo. Los impactos negativos a la madre tierra y a nuestros pueblos irreversibles. La energía que quieren producir con más de 100 proyectos hidroeléctricos en nuestros ríos no es para electrificar el país, ni mucho menos para bajar el costo de las tarifas eléctricas. Ellos necesitan la energía para sostener el modelo minero que el presidente Martinelli y sus socios capitalistas quieren para Panamá. Por eso es que donde hay un proyecto hidroeléctrico hay un proyecto minero. Es un combo que amenaza el acceso, calidad y libertad de un recurso vital para la vida, el agua.

La expansión hidroeléctrica y minera no son un problema exclusivo de Panamá. Muchas comunidades a nivel mundial levantan sus voces exigiendo sus derechos y el respeto a la madre tierra y proponen que el uso de los recursos naturales sea de forma sostenible y al servicio de  las necesidades reales del pueblo.

Es por eso que te invitamos a luchar POR LA SOBERANIA DE NUESTROS PUEBLOS. Tenemos que unir todas las luchas del pueblo para construir juntos una nueva sociedad con justicia, tierra y libertad para todos y todas. Pero eso solo ocurrirá cuando el pobre crea en el pobre y pensemos mas como comunidad y menos como individuos.

Basta ya de hacerle los mandados a los opresores, a los politiqueros, a los traidores, a los vende patria. A los que lucran con el dolor ajeno y no aman al prójimo como a sí mismos.

Amemos la tierra donde nacimos, amémosla porque es una y nada más. Amemos a la  gente, nuestra raza, la libertad y la lucha por la vida.

Hermanos y hermanas hay que ser buenos, pero no pendejos.

“LAS HIDROELECTRICAS Y LA MINERIA SON LA MISMA PORQUERIA”

LA PELEA ES PELEANDO

 


Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s